Consultá tus puntos eXtra!
Las Raices del Odio

Las Raices del Odio

Favoritos
Editorial: El AteneoI.S.B.N : 9789500298957 Clasificación:Derecho y Ciencias Sociales » Politica » En General - Teoria PoliticaFormato: LibrosDisponibilidad: Salida del depósito en 2 días hábilesPáginas:568Publicación:09/05/2016 | Idioma:Español
Ampliar imagen
Datos Principales
Sinopsis:"Tenemos miedo de no estar lo bastante alineados, no ser lo bastante obedientes, lo bastante serviles, y de ser excomulgados, condenados al exilio moral con el que las democracias débiles y perezosas chantajean a los ciudadanos. Miedo, en una palabra, a ser libres. A arriesgarse, a tener valor". Oriana Fallaci declaró estas palabras en 2005, cuando, un año antes de su muerte, decidió hablar sobre lo que describió como la "ley del odio." Estas reflexiones aún hoy resultan actuales, así como muchas otras, hasta ahora inéditas, que por primera vez se publican, y que abordan el conflicto con el Islam.
"He visto a mujeres musulmanas cuya vida vale menos que una vaca o un camello", escribía la joven Oriana en su primer informe sobre la situación de la mujer en los países islámicos. "En el mundo existen mujeres que, aún ahora, viven tras la tupida neblina de un velo, y es como si miraran a través de los barrotes de una cárcel". Esa cárcel, que se extiende desde el océano Atlántico hasta el Índico, a lo largo de Marruecos, Argelia, Nigeria, Libia, Egipto, Siria, Líbano, Irak, Irán, Jordania, Arabia Saudita, Afganistán, Pakistán, Indonesia, es el mundo del Islam, donde, a pesar del "torbellino de rebelión", las reglas que rigen la vida de las mujeres permanecen inmóviles hace siglos.
Durante toda su vida, Oriana Fallaci tuvo contacto con el mundo islámico, y entrevistó a personajes como Yasser Arafat, Golda Meir, Ariel Sharon, Muhammar Kadafi y el ayatolá Khomeini. También tuvo oportunidad de encontrarse con los sobrevivientes israelitas del atentado en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972, e incluso viajó al desierto de Oriente Medio para hacer reportajes sobre la primera Guerra del Golfo.
Testigo del conflicto entre Occidente y el Islam, dejó en Las raíces del odio. Mi verdad sobre el Islam un testimonio férreo y sin concesiones, imprescindible para entender su trayectoria como escritora y periodista, criticado por algunos y aplaudido por otros.
Oriana Fallaci, periodista y escritora italiana.


"Confío en que seas un hombre como siempre lo he soñado, dulce con los débiles, feroz con los prepotentes, generoso con quien te quiere, despiadado con quien te manda."
Oriana Fallaci


Nació el 29 de junio de 1930 en Florencia, en el seno de una familia muy humilde. Su padre era albañil y tenía tres hermanas, una de ellas adoptada. Cursó estudios medios en su ciudad natal y, ayudada por varias becas, ingresó en la Facultad de Medicina. "Me matriculé en Medicina porque el tío Bruno decía que estudiar Medicina me ayudaría a ser escritora, y en aquel tiempo la Universidad no era gratis: hacía falta costeársela. Luego me quedé en periodismo que me permitía escribir, y a la vez que realizaba los estudios universitarios, escribía pequeños reportajes para un diario de Florencia". Se ha caracterizado por mostrar, tanto en sus obras como en sus artículos y crónicas, un estilo muy personal que roza la provocación y se sitúa siempre en la más plena controversia. Reconocida sobre todo por sus entrevistas a personajes como Henry Kissinger, de quienes obtuvo declaraciones polémicas. Su estilo frontal enfureció a varios de sus entrevistados, como el ayatollah Khomeini, Muammar Khadafy o Leopoldo Galtieri, a quien llamó "torturador". Oriana Fallaci, para sus trabajos, partía de la hipótesis de que en una entrevista lo que cuenta no son las preguntas sino las respuestas: "Si una persona tiene talento, se le puede preguntar la cosa más trivial del mundo: siempre responderá de modo brillante y profundo. Si una persona es mediocre, se le puede plantear la pregunta más inteligente del mundo: responderá siempre de manera mediocre". En 1973, conoció al poeta Alekos Panagulis, un resistente a la dictadura griega que había sido el autor de un atentado fallido contra Yorgos Papadopulos. Panagulis fue el único hombre con el que esta mujer solitaria e independiente convivió durante tres años, hasta el 1 de mayo de 1976, fecha en la que Panagulis fue asesinado en una calle de Atenas. Su recuerdo la llevó a escribir, en 1979, su novela "Un hombre". El Columbia College de la Universidad de Chicago le otorgó la "laurea ad honorem" en Literatura. Fue corresponsal en Vietnam y en la Guerra del Golfo. Colaboró con numerosas publicaciones y escribió varios libros, entre los que destacan: "Entrevista con la Historia" (1974); "Carta a un niño que no nació" (1975); "Un hombre" (1976) e "Inshallah" (1992). En 2003 salió a la venta en Italia, La fuerza de la Razón, editado por Rizzoli Internacional. En la obra acusa a la Iglesia Católica de ser demasiado débil ante el mundo musulmán, y a Europa de venderse al Islam "como una prostituta". Dos años antes, su ensayo "La rabia y el orgullo" provocó acusaciones de que incitaba al odio contra los musulmanes. Con esta obra rompe un silencio de diez años, y lo hace tomando como punto de partida el apocalipsis que la mañana del 11 de septiembre de 2001, no muy lejos de su casa de Manhattan, desintegró las Torres Gemelas y redujo a cenizas a miles de personas. Su último libro, Oriana Fallaci entrevista a Oriana Fallaci, en el que analiza el «cáncer moral que devora a Occidente» y su propia enfermedad. En su autoentrevista, afirma que "tanto el Occidente como Europa e Italia están más enfermos que yo". Y revela que detesta las entrevistas –el aspecto más conocido de su trabajo periodístico–, por haberlas considerado siempre un acto de violencia, de crueldad hacia el entrevistado. Salió a la venta el 8 de agosto de 2004 junto al diario Corriere della Sera, y en pocas horas se agotaron 500.000 copias .